El Cuartel General

En el mes de julio de 1948, después de haberse llevado a efecto una campaña económica se logró reunir la suma de $80.000.- (de la época) con la cual se adquirió una propiedad a Oscar Zúñiga, en la que se instaló el cuartel del Cuerpo, el que está ubicado en calle Condell 350, entre Villagrán y 2º de Línea, en un magnífico edificio a pocos metros de la plaza de armas de Cañete, que es uno de los más valiosos de la localidad.



Ese local contó por muchos años con todas las acomodaciones necesarias para el buen desempeño de las labores del directorio general y de los voluntarios de compañías. En marzo de 1991 fue ampliado para poder albergar a una nueva compañía.

Tras soportar estoico fuertes terremotos durante el siglo XX, como el ocurrido en 1960; no fue hasta 2004 cuando un sismo superior a los 6.8 grados Richter sacude la comuna de Cañete y deja con severos daños a la estructura del cuartel, debiendo realizar una amplia reparación a la estructura. Lamentablemente en febrero de 2010 el terremoto de 8.8 grados Richter daña mayormente la estructura, debiendo postular a fondos para la construcción de un nuevo cuartel.

El 1 de julio de 2016, se inauguró el nuevo edificio del Cuartel General del Cuerpo de Bomberos, el que mediante modernas instalaciones servirá a las nuevas generaciones de bomberos cañetinos. El costo de esta nueva estructura fue de 1.070 millones de pesos, los que fueron aportados mediante proyecto FNDR de la Región del Bío-Bío.


Historia
Cuerpo de Bomberos de Cañete


Aspiración de muchos había sido llegar a fundar en Cañete un Cuerpo de Bomberos, pero, por diversas circunstancias jamás se cristalizaba esta idea, hasta que, convocados en la municipalidad por el Alcalde de ese entonces, Paulino Viveros, se reunió un grupo de entusiastas vecinos el 25 de agosto de 1945, procediendo a nombrar un Comité Organizador, compuesto de las siguientes comisiones y personas:

1. Comisión económica, señores Luis Petit-Laurent, Alfonso Concha A., Mario Arredondo, Pedro Montory y G. Arturo Veloso
2. Comisión Estatutos y Reglamentos, señores Guillermo Tapia, Alfonso Concha A., José Antonio Reyes y Héctor Arredondo.
3. Comisión de Material: señores Nicasio Alarcón, Luis Petit-Laurent y Mario Arredondo.
4. Comisión de reclutamiento: señores Nicasio Alarcón, Mario Arredondo, Octavio Viveros y Daniel Villagra.

Estas comisiones, así como el Comité Organizador, sin local donde reunirse, encontraron la mejor acogida del Ingeniero Agrónomo Provincial de Arauco, Alfonso Concha Acuña, y sesionaron en la oficina de él, fuera de las horas de oficina. Esa situación se mantuvo por más de cinco años, pues no se contaba con un cuartel estable.

Después de varias sesiones de trabajo, el 14 de septiembre de 1945, en una gran reunión en la Escuela Superior de Hombres, donde asistieron más de 120 personas, se procedió a fundar el Cuerpo de Bomberos de Cañete, junto a ello la Primera Compañía y posteriormente se nombró el Directorio General por votación secreta, resultando la elección en esta forma:

Superintendente: Víctor Inostroza Villalobos.
Comandante: Luis Petit-Laurent Trillat.
Secretario General: Alfonso Concha Acuña.

Director: Daniel Villagra Landeros.
Inspector de la Compañía: G. Arturo Veloso Aguayo.
Ayudante: Octavio Viveros Sagardía.
Secretario de la Compañía: Ricardo Altamirano Arriagada.
Capitán de la Compañía: Nicasio Alarcón.
Tesorero de la Compañía: Héctor Arredondo Coloma.
Tenientes: José A. Reyes Molina y Oscar Villagrán Cabrera.

Además se nombraron los siguiente miembros honorarios del Cuerpo de Bomberos: Señores Francisco Gallardo, Carlos Larroulet, Paulino Viveros, Miguel Montory, Marcial Charó y José de la Cruz Miranda Correa.

En su vida activa, Bomberos de Cañete se distinguió desde un principio por su alto espíritu de disciplina y dinamismo, así como el compañerismo que empezó a reinar en todos. Llegado el momento hubo que despedir al primer Superintendente, Víctor Inostroza Villalobos, pues como era Agente de la Caja de Ahorros de Cañete, fue trasladado a Nueva Imperial. Se le dio una espléndida manifestación de despedida en la Escuela Superior de Hombres, a la cual asistieron cerca de 150 personas; constituyó esto una verdadera pena pública, pues el señor Inostroza contaba en Cañete con especiales simpatías. Le dio la despedida a nombre de la institución el comandante Luis Petit-Laurent, contestando el señor Inostroza en una sentida pieza oratoria. También habló el Secretario de la Compañía Ricardo Altamirano y cerró la manifestación, en una alocución llena de sentimiento y felices expresiones, el Secretario General, Alfonso Concha Acuña.

En este lapso de tiempo, Bomberos de Cañete, gracias a los aportes de la comunidad y una serie de bailes de beneficio, así como a la ayuda del Rotary Club y de la Municipalidad, adquirió una Bomba-Automóvil en $30.000 (de la época) y un sitio a escasos metros de la Plaza de Armas, en $ 80.000 (de la época), así como el más indispensable material.

El 13 de agosto de 1948 se funda la Segunda Compañía de Zapadores del Cuerpo de Bomberos de Cañete, dada la numerosa cantidad de ciudadanos cañetinos dispuestos a colaborar con la comunidad, convirtiéndose en 1995 en una unidad especializada en el rescate vehicular.

La localidad rural de Antiquina, distante a 35 kilómetros de la ciudad de Cañete, también tuvo el anhelo de crear una compañía de bomberos, ante las constantes emergencias en aquel sector y la lejanía con la ciudad. El 18 de octubre de 1997 cristalizan la idea formando la Cuarta Compañía de Bomberos de Cañete. Posteriormente logran un comodato de terreno a un costado de la Posta del sector instalando su cuartel en dicha localidad.

Cayucupil, uno de los sectores rurales más importantes de la comuna de Cañete, concibe la idea de crear una compañía de bomberos durante muchos años, incluso desde principios de la década del noventa, pero no lograba concretarlo. Finalmente un 15 de junio de 2001 se funda la Quinta Compañía de Bomberos de Cañete, con asiento a 14 kilómetros de la ciudad de Cañete, inaugurando su cuartel en el año 2004.

Ambas compañías rurales forman un grupo de voluntarios muy entusiasta y capacitado para afrontar emergencias ligadas a los incendios estructurales y forestales, entre otras.

El 10 de octubre de 2014 se funda la Tercera Compañía de Bomberos de Cañete, ante una ciudad que ya supera los treinta mil habitantes y recurría constantemente a los servicios de bomberos. Un grupo de comprometidos voluntarios, incluso de otras compañías, se une a la tercera unidad urbana del Cuerpo de Bomberos de Cañete.

Al delicado cargo de superintendente han servido los señores Víctor Inostroza, Miguel Montory, Jesús Infante, Luis Petit-Laurent, Alfredo Aguayo Benard, Hans Gäbler Venegas.